☰ Menú

Mensaje del Presidente

Estimados accionistas,

Tengo el agrado de presentar a ustedes la Memoria Anual y los estados financieros de nuestra sociedad correspondientes al ejercicio 2016.

El último año fue un período de características adversas para Campos Chilenos, como lo refleja el hecho de haber cerrado el ejercicio con una pérdida, que alcanzó a 392 mil dólares, en comparación con ganancias por 1,1 millones de dólares en 2015. El resultado obtenido es revelador de las desafiantes condiciones que debió enfrentar en su gestión Empresas Iansa, que representa el 99,4% de los activos de Campos y tiene, por tanto, una influencia determinante en las cifras financieras de nuestra sociedad.

El resultado anual de nuestra filial fue de 51 mil dólares, anotando un significativo descenso respecto de la utilidad de 4 millones del año anterior, en tanto sus ingresos por ventas sumaron 471,6 millones de dólares, 12,3% menos que en 2015. La evolución que exhibieron las diversas áreas de negocios de la compañía pone de mani esto la intensa competencia que presentan los mercados y la influencia de factores propios de su índole agrícola, como asimismo los esfuerzos y planes desplegados para enfrentar contextos cambiantes en el corto y mediano plazo.

En el total de ventas de Empresas Iansa, el segmento más importante –61,7%– correspondió al negocio de azúcar y coproductos, que obtuvo ingresos operacionales por 290,8 millones de dólares, con una baja de 2,5% sobre el año anterior. El volumen de azúcar comercializado disminuyó en cerca de 10%, pero ello fue compensado en medida importante por un aumento de 8% en su precio neto, impulsado por la recuperación de los valores en el mercado internacional. Como se había previsto, durante 2016 el largo ciclo de bajos precios finalmente se revirtió, alcanzando el azúcar una cotización promedio de 500 USD/tm, 34% por encima del año anterior (Contrato No 5 Bolsa de Londres), la que fue parcialmente traspasada al mercado chileno. Al cierre de 2016 el precio internacional del azúcar se elevó a 524 USD/tm.

En el área de endulzantes no calóricos, Iansa aumentó su participación de mercado a 25%, aun cuando los precios de venta no han crecido al mismo paso, producto de la depreciación del peso en los años recientes.

El negocio de gestión agrícola –venta de insumos, servicios financieros y producción agrícola– mostró una caída de 25% en sus ingresos por ventas, a 77,1 millones de dólares, fuertemente influido por la aguda competencia en el mercado de los insumos y la menor prestación de servicios financieros a agricultores remolacheros, asociada a la menor superficie de siembra del último año.

El área de pasta de tomates y jugos concentrados –tercera mayor fuente de ingresos por ventas de Iansa– vivió también un año complejo, caracterizado por las negativas condiciones climáticas y la sobreoferta de producto en el mercado internacional, que hicieron retroceder los resultados de Icatom en Perú, y por los mayores costos y menores precios internacionales en el caso de los jugos concentrados.

Por su parte, el segmento de nutrición animal, si bien enfrentó una fuerte baja en la demanda, pudo readecuar su oferta y lograr incluso una leve mejoría en su resultado operacional en dólares. Igualmente positivos fueron, una vez más, los resultados en alimentos para mascotas, área que continúa empeñada en mejorar su e ciencia y sus márgenes.
Otros hitos positivos del año fueron el rendimiento en remolacha –un nuevo récord mundial, con 106 t/ha base 16% azúcar– y el feliz término del proceso de mejoras técnicas de la planta azucarera de Chillán, que a contar de 2017 operará a plena capacidad.

Pero no es todo. Nuestra confianza en el futuro no está ensombrecida, y una demostración de ello es la construcción que Iansa inició, en Molina, de una planta de pulpa de fruta y pasta de tomate, con una inversión aproximada de 25 millones de dólares. La compañía también diseñó un plan quinquenal, que proyecta sus operaciones al 2022 y que se propone lograr mayor e ciencia y transitar desde una empresa centrada en el azúcar a una compañía de alimentos y agronegocios. Todo ello, desde luego, sostenido sobre el sólido fundamento de la capacidad y compromiso de nuestros equipos humanos, en Campos Chilenos y en Empresas Iansa, a quienes manifestamos nuestro sincero reconocimiento.

Joaquín Noguera Wilson
Presidente